miércoles, 23 de diciembre de 2009

Avatar

Acabo de ver Avatar, en 3D y es, simplemente... ¡¡¡¡¡ALUCINANTE!!!!!

La historia que nos cuenta Cameron, aunque algunos le critican su falta de originalidad, te engancha desde el primer momento y te va enredando sin que te des cuenta en la historia de los Navi.

Acción a raudales, un toque importante de emotividad, seres increibles y paisajes de ensueño. Una crítica contra los abusos ecológicos, económicos y políticos en un increible envoltorio de efectos especiales en tres dimensiones.

Vamos, que me lo he pasado como una enana.



lunes, 7 de diciembre de 2009

Descalza

Me quito los zapatos
para caminar este camino.
Quizás debiera desnudarme.
Hay caminos en que todo sobra.
Tan sólo importa el camino.


Piedras arañando la desnudez
y el sol calentando la piel.
Qué importa que sangren las heridas.
Una herida es sólo el pasado de una cicatriz.
Una cicatriz, una experiencia vivida.
Hay caminos en que el dolor no duele.
Tan sólo duele el camino.


Me quito los zapatos
para caminar este camino.
Quizás debiera desnudarme.
Hay caminos en que todo sobra.
Sólo hay pasos sin destino.





*******************

Qué buenísima canción de Fito!!! Qué buena!!!!!!!!

domingo, 6 de diciembre de 2009

Caleidoscopio






Tan rico en matices
que hasta tu sonrisa
tiene mil versiones diferentes

Una mirada, ilimitada,
que hasta en los silencios
habla mil idiomas distintos.

Caja de sorpresas,
rojos, grises y negros,
en una aventura sin fin.

Caleidoscopio
que gira
creando mundos
de colores y formas
inimaginables;
que gira
en una danza
hipnótica
hasta la catarsis
de los sueños
imposibles:
aquellos que nunca
se harán realidad.



domingo, 15 de noviembre de 2009

Búsquedas



Una de las cosas curiosas que tienen los programas de visitas de tu blog es poder saber qué teclea la gente en sus buscadores para llegar al Laberinto... Leed, leed, que no tiene desperdicio:

El post sobre las despedidas de soltera ha dado mucho juego... Pero lo más destacable es, sin duda alguna, las intenciones que tienen algunas futuras esposas y amigas de las futuras esposas... y si no explicadme a mí por qué teclean cosas como "despedidas de solteras cuernos", "despedidas de soltera follan con el boys", "mis amigas y yo follando en la despedida de soltera". Y luego está la super ambiciosa, que lo quiere todo para todas: "despedidas de soltera donde se follan a la novia, a la mamá de la novia y a la suegra"...Pobre boy, va a quedar agotadito...

Al post de los tangas también llegan unas cuantas perlitas... vaya decepción se habrán llevado los pobres si esperaban encontrarse una página erótica o similar, porque digo yo que el que busca frases como "señoritas enseñando tanga", "fotos de mirándole el tanga a las alumnas"... no espera una oda a la historia del tanga, sino unos culitos respingones... Y el que escribe: ¿"fotos de señoras prostitutas en tanga de hilo dental"? Míralo él, qué educado... "señoras prostitutas", jajajaja.

Y luego tenemos la categoría de inclasificables... porque no sé a qué post habrán llegado ni me explico qué puede hacer que alguien teclee en su buscador cosas como:

"como cojo la llave del marco de la puerta esta muy alto"... guapo... ¿no sabes lo que es una escalera? ¿necesitas buscar en google algo así? Que hará esta pobre criatura cuando pierda las llaves de casa... Lo bueno es que si tecleas esas palabras en el google, lo primero con lo que te encuentras es con mi blog.

"ataques de mala leche incontrolables"... Pues no sé qué buscaría exactamente este/a mozalbete/a pero se encontró con mi mala leche menstrual... ¡en toda regla!

"culo esposa blogspot"... ¿y qué tal si lo buscas en casa? Seguro que tienes más probabilidades de encontrarlo allí que en mi blog.

"niño encuentra extraterrestre miniatura"... esto me da miedito... ¿Cómo sale mi blog escribiendo estas palabras? Misterios... a mí no me sale... Ya me imagino al de 4º milenio echándole un ojo al laberinto.

"en que continente se inventó el saludo del abrazo" Pues éste se encontró de bruces con las tangas.

Seguiré recopilando búsquedas interesantes y divertidas...

domingo, 8 de noviembre de 2009

Domingos con Chocholoco: La medusa






Picapolla y Chocholoco es una creación de C.C. Baxter

jueves, 5 de noviembre de 2009

Acuarela



Negra en las noches eternas sin destello de besos.  De humor gris cuando me enredo en tus silencios de bruma. Teñida de verde en el laberinto de los celos. Al rojo en tu cama caliente de aliento en mi nuca. Rosa de prisa y goce si amanezco en tus pupilas. Azul de lágrima rota en la ausencia de tu risa.

 


martes, 3 de noviembre de 2009

Un soneto ladrillo



                    Dispuesta a escribir un poema ladrillo
                    con que amenizarte horas de carretera.
                    Diccionario en mano, a por un sonetillo,
                    para entretenerte un poco la sesera.

                    Las musas no me traen los versos que quisiera:
                    unas rimas pedantes con un cierto tufillo
                    a ecuaciones, ruinas, dánaes y quimeras
                    o almenas de bronce en gélidos castillos.

                    ¡Vaya! Qué mala suerte. De sinalefas seca.
                    Faltan versos oscuros que enreden tu mente.
                    Pobrecita poeta. Ratón de biblioteca.

                    Busco en moleskines palabras ocurrentes
                    pero nada encuentro. Te ahorro una jaqueca
                    y minutos eternos, de palabras carentes.




domingo, 1 de noviembre de 2009

Pintarte la luna




                            Déjame
                            en esta noche oscura,
                            en esta noche negra,
                            pintarte la luna.

                            Déjame
                            trazar el perfil de otro sueño
                            y colorearte el cielo con mis dedos.

                            Déjame
                            que acaricie tu cuerpo entero,
                            bajo la tenue luz que arroja
                            este cielo sin estrellas.

                            Déjame
                            arrancarte un suspiro silencioso,
                            robarte el alma durante un instante;
                            el instante preciso en que una luna inventada
                            dibuje la silueta única de nuestra sombra.





Domingos con Chocholoco: Celos








Picapolla y Chocholoco es una creación de C.C. Baxter

lunes, 26 de octubre de 2009

Against all odds



Luchar... contra viento y marea.
Contra el orden preestablecido de las cosas.
Contra las distancias físicas y mentales.
Contra el absurdo que en ocasiones nos atrapa.


Luchar... contra todas las probabilidades.
Contra las quinielas que creemos perdidas.
Contra las rutinas que nos desgastan.
Contra la razón cuando la razón nos castiga.


Y huir del absurdo pero en ocasiones refugiarnos en él.
Y huir de la razón pero en ocasiones consolarnos en ella.


Y luchar... contra todo lo que nos aparta de lo que queremos.
Y jurarnos seguir luchando por los momentos llenos de magia
hasta conseguir hacerlos... eternos.




Elena Nito: Gracias por la sugerencia musical...





domingo, 25 de octubre de 2009

Absurda



Absurdas las mañanas de rutina sin besos
Absurdas las tardes de sofá sin abrazos
Absurdas las noches de cama sin sueños

Absurda

Absurdos los gritos que reclaman tus manos
Absurdas las palabras que disfrazan silencios
Absurdas las sonrisas que enmascaran los llantos

Absurda

Absurdos mis dedos tecleando recuerdos
Absurdo este corazón latiendo desafinado
Absurdos mis ojos que miran.. sin vernos

Sin sentido sin ti.





Domingos con Chocholoco: El poker (II)


jueves, 22 de octubre de 2009

El laberinto de la duda



La oscuridad se apodera de tu mente.
Incertidumbre descifrando adivinanzas.
Lucha sin tregua con imágenes crueles.
El laberinto te hace su presa.

Ahogándote en pensamientos retorcidos,
la angustia te carcome las entrañas.
El miedo te penetra, enfurecido.
El laberinto te hace su presa.

Tus manos se tintan de sospechas
y tu mirada se pinta de añoranzas.
Peleas por anclarte a las certezas.
El laberinto te hace su presa.

La confusión se expande en el silencio.
Pensamiento irracional de encrucijada .
La noche se convierte en un infierno.
El laberinto de la duda te hizo su presa.




domingo, 18 de octubre de 2009

Domingos con Chocholoco: El póker (I)







Picapolla y Chocholoco es una creación de C.C. Baxter

miércoles, 14 de octubre de 2009

Moleskines




Pedazos de vida,
condenados a remar
en galeradas de olvido.

Imágenes y fragancias
escritas en fuego,
grabadas a pluma
en cuadernos de bitácora
de viajes terrestres
y vuelos infinitos
por sendas inventadas.

Pequeños retazos
cosidos a ratos,
componiendo fragmentos
que dibujan bocetos
de porqués futuros.

Árboles que presienten
bosques, flores que sueñan
jardines. Semillas.
Ideas de pasados entretejiendo
mañanas de futuros inciertos.

Diarios de vida.
Agendas de sueños.
Retales de dudas
y trajes de firmezas.
Escritos a pluma.
Grabados en fuego.






martes, 13 de octubre de 2009

Adares, el poeta del Corrillo

"Aquí os dejo
mi imagen
pero os aseguro
que ella no lo sabe".
(Adares, Mesa Reñida, 1989)

"Quedeme quieto aquí y acurrucado
en esta plaza de vivir prodigios
escaleras sin letras de tristeza
ni frío estrofa del invierno"
(Adares, Plaza del Corrillo. La voz de la Tristeza, 2000)

Ayer, mientras revolvía entre papeles y libretas viejas, me vino a la mente una imagen. La de un viejo de barba blanca sentado en una silla plegable junto a una mesa llena de libros o caminando por los soportales en la Plaza del Corrillo de Salamanca.



Se llamaba Remigio González, pero todos le conocíamos como Adares. Y digo todos, porque absolutamente todos los que pasábamos por aquella plazoleta, entrando o saliendo de la Plaza Mayor, guardamos esa imagen de la fotografía superior en la cabeza. A primera vista te podía parecer un loco callejero - y quizás lo era un poco, sólo un loco defendería de aquella manera su pasión por la poesía, deliciosamente loco -, pero Adares era un poeta que vendía su poesía en aquella plaza. La vendía en forma de libro o en cuadernillos o poemas sueltos. Recuerdo haber comprado un par de ellos en alguna ocasión, y hoy me duele no saber qué hice con aquellos poemas.

El poeta callejero que escribía a la Salamanca que tan bien conocía y a sus gentes, se sentaba al sol o caminaba de la silla a las escaleras, rápido en ocasiones, más lento cuando el Parkinson fue haciendo mella en él. Autoeditaba sus poemas, aquellos libros y cuadernos... y luego, ya en los finales de los 90 se interesaron algunas editoriales por él.



Adares es uno de esos poetas que no fueron profetas en su tierra. Y no me refiero a su éxito, que lo tuvo y grande, entre sus paisanos,  estudiantes y turistas que se tropezaban con él en su pequeño rincón... Reconocido, admirado y querido por el pueblo llano... no lo ha sido tanto por las autoridades y administraciones de esta ciudad  que presume de su cultura, pero que no es capaz de reconocer a quien la crea y alimenta. Desde su muerte en 2001 se viene solicitando - sin éxito por el momento -la instalación de una escultura en aquel su pequeño rincón de la plaza del Corrillo. Porque aquella plaza, sin Adares, no es la misma...

Espero, muchos lo hacemos, ese reconocimiento final de la ciudad al poeta que le dio tanta vida. Por mi parte... seguiré revolviendo papeles hasta que encuentre aquellos poemas que compré, si no recuerdo mal, por cien pesetas...









**************************************************
Reedito el post para dejaros una dirección de un grupo creado en Facebook para apoyar la escultura de Adares en la Plaza del Corrillo. Si tenéis Facebook y os interesa apoyar esta pequeña, pero para muchos gran causa, uníos al grupo. Muchos salmantinos os lo agradeceremos.

http://www.facebook.com/home.php?#/group.php?gid=103429680404&v=wall&ref=nf


domingo, 11 de octubre de 2009

Domingos con Chocholoco: Labia





Picapolla y Chocholoco es una creación de C.C. Baxter

sábado, 10 de octubre de 2009

Premios Enigmas Panete Zas

Ayer tuvo lugar la entrega de premios "Enigmas Panete Zas" y el mismísimo Suso de El Barullo, en representación del Señor Pascual Panete Zas, aprovechando que el Tormes pasa por Salamanca, me hizo entrega del Primer Premio en mi ciudad natal.

La gala de entrega de premios fue muy entretenida, con cierta afluencia de público. Es lo que tiene entregar un premio entre cafés y pinchos a la hora del aperitivo en una cafetería de la Plaza Mayor de Salamanca. El Señor Panete Zas llegó tarde, tardísimo,  y por eso no existe documento gráfico de su presencia.

Pero quedará para el recuerdo la fotografía tomada por un amable transeúnte al que interrumpimos en sus prisas para hacernos una foto tomada con mi propio teléfono móvil (el fotógrafo contratado para el acto debía estar tomando cañas con el señor Panete). Que conste que el fotógrafo improvisado me pidió encarecidamente que pusiera cara de china recién levantada (si no de qué voy a tener yo esos ojos...por amor de Dior).


´
¿El premio? Pues dos maravillosos libros de fotografía, que pesan un quintal y un estupendo recopilatorio musical. Y todo por acertar un par de acertijos en el blog de Suso... ¡No está mal!

¡Ahí queda eso! Gracias Suso.

jueves, 8 de octubre de 2009

Aunque lo llames de otra forma...

















Es una mirada, una caricia entre mil besos.  
Un ángel sin alas, un demonio sin infierno.    
Es una llama, una humarada, es un incendio, 
es el calor contigo y es el frío en tu silencio. 
Es alegría y es tristeza, es contradicción,    
es una debilidad, es fortaleza, es la pasión.    
Es la amargura, es el alivio, es la fuerza,       
es un amanecer, es el día que despierta,       
y es la noche, es las estrellas y es la luna,     
es la suerte, es la superstición, es la fortuna. 
Es el sol, es las nubes, es la lluvia,                  
una niebla que te ilumina y que te nubla.
Es la brisa, es la ráfaga, es el viento,                
que te sopla, te obnubila, es un tormento.      
Es un "te quiero", un "te necesito", un "te deseo",
es un alma enredada entre dos cuerpos.   
Es una playa, una montaña, es una roca    
una marea que te empuja y que te ahoga.     
Una pregunta, mil respuestas, un algoritmo,
es un continuo vivir al borde del abismo.    
Es la locura, es cordura, es sinrazón,             
aunque lo llames de otra forma... es amor.    





miércoles, 7 de octubre de 2009

Ecuaciones de segundo grado



Hay ocasiones en que la vida nos pone en situaciones en que las personas y sus comportamientos, sus reacciones o sus faltas de reacción, se nos presentan como si fueran una ecuación de segundo grado. Una ecuación que necesitamos resolver para dejar de sentir miedo y apartar la negra sombra de la  incertidumbre de nuestra mente.

Necesitamos darle significado a los vacíos, a los silencios, a nuestras dudas. Cuando no tenemos toda la información vemos por todas partes incógnitas, a veces elevadas al cuadrado, algunas a la enésima potencia. Incógnitas que precisamos resolver para ordenar nuestro mundo. Muchas veces lo hacemos de manera casi irracional, dejándonos llevar por los sentimientos, por las vísceras, más que por un pensamiento ordenado. Otras veces, en cambio, tratamos de racionalizarlo tanto que podemos perdernos en la certeza de nuestra propia lógica.

Partimos de las constantes (las experiencias vividas, los hechos presenciados, lo que tenemos claro, lo que hemos visto,  lo que sabemos sin necesidad de actos de fe), nos enfrentamos a las variables (los quizás, un comportamiento extraño en una situación determinada, las palabras dichas demasiado en serio o demasiado en broma, una mirada huidiza, los silencios a destiempo) y vamos moviendo las piezas. Una x por aquí, una y por allá. Restamos, sumamos, multiplicamos... hasta nos atrevemos con las integrales con tal de dar con una solución que nos resulte satisfactoria, que nos tranquilice, que nos aparte el miedo y nos calme la ansiedad.

Y en ocasiones nos perdemos en este juego algebraico, que nos enreda de forma casi diabólica. Escasa información, demasiada intuición. A veces incluso al revés, saturados de información y abandonados por esa intuición que siempre nos ha mantenido a salvo de los errores. Siempre se nos escapa algo, no encontramos la salida del laberinto.

Y es que no todas las ecuaciones tienen solución. Algunas incluso tienen un infinito número de soluciones plausibles. Y nosotros, matemáticos aficionados, derrotados ante la imposibilidad de llegar a un resultado cien por cien preciso, terminamos elaborando una respuesta que asumimos, equivocada o acertadamente, como axioma existencial. Y lo hacemos como necesidad vital. Como forma de explicarnos un mundo que se nos hace, en ocasiones, excesivamente doloroso en la complejidad de sus incógnitas.






lunes, 5 de octubre de 2009

En mi regazo



Me sumerjo en mi propio regazo. Ávida de cariño. De esa protección que tanto me cuesta encontrar. Sola. En los profundo de mis entrañas me siento perdida. Entre sonidos y ruidos estruendosos me hallo sorda. Ciega ante mundos de colores brillantes y luminosos. No veo. Todo está oscuro.

Me recojo en mi regazo. Niña y madre. Protegida y protectora al mismo tiempo. Y consigo convertirme en luz para mis ojos. Hallo fuerzas en la nada y me caliento en la hoguera de todos los sentimientos que he ido quemando en el tiempo y el olvido.

Me abrigo en mi regazo. Comienzo a sentir la sangre recorriendo mis venas otra vez. Sangre que noto hirviendo en un sueño de resurrección. Ave fénix luchando por recuperar el tiempo que perdió al querer volar con alas rotas. Y logro sentirme yo misma. Inhalo mi propia esencia, devoro mi espíritu.

Me recompongo en mi regazo. Un sudor sanguinolento se desliza por mis alas. Alas de libertad que despliego al viento. Y remonto el vuelo. Y atravieso las nubes de un cielo lleno de dudas y porqués. Torbellinos de preguntas sin respuesta. Tormentas de silencios y vacíos. Y, de pronto, un cielo claro.

¡La luz! He hallado la luz que perdí en el ritual de la desesperanza. ¡Soy la luz! Y el color vuelve a mis ojos. Y sigo el murmullo de mi corazón, dándome vida. Y doy un nuevo paso, inseguro pero con intenciones de firmeza.

Lo he logrado. Encontré el calor en mi regazo, en mi propia esencia. En los profundos abismos de mi alma. Y en mi regazo vuelvo a sonreir.






Reciclando: Febrero de 1996

domingo, 4 de octubre de 2009

Domingos con Chocholoco: Comparaciones desafortunadas






Picapolla y Chocholoco es una creación de C.C. Baxter

sábado, 3 de octubre de 2009

Tres puntos suspensivos...



Por un momento puedo ser
coordinación adversativa
y ser, instantes después,
conjunción copulativa.

Puedo ser interrogante,
o asombrosa exclamación,
afirmativa en las certezas,
ante la duda, negación.

Punto y coma esta mañana,
tarde de punto y seguido,
noches de punto y aparte.
Soy tres puntos suspensivos...

Esdrújula en ocasiones,
palabra llana las más,
aguda cuando me pinchas,
hiato cuando no estás.

Una oración transitiva
de predicado compuesto,
indirecta en mil cuestiones,  
directa como complemento.

Tilde acentuando tu nombre,
un adverbio sin lugar,
una oración dubitativa,
Jamás un punto y final.




viernes, 2 de octubre de 2009

Mordiscos al alma












Momentos
en que faltan mordiscos al alma;
cuando hasta gritan los cuerpos.

Añoranzas
que dibujan los esbozos de unos besos.

Anclas
para atarnos a la certeza de un recuerdo
entretejido con magia.

Momentos
en que un abrazo falta;
cuando duelen los silencios.

Una mirada
que calme la presión en el pecho.

Una palabra
que transporte al más dulce de los sueños,
en que el corazón no sangra.

Basta
un te quiero,
como luz al final del túnel
de la nostalgia.



jueves, 1 de octubre de 2009

El hombre que perdió su sombra





Al darse la vuelta, en una mañana extrañamente soleada, la encontró tras él. En su interior lo agradeció profundamente, porque aquel encuentro le sacaba de su condena a la soledad. Su mirada, clara y concisa, le libró de las cadenas de la incompresión, del odio y de las injusticias de su entorno.

En su compañía aprendió a disfrutar de la luz. Comenzó a hablar en voz alta, a confesar secretos y matar apariencias. Y aquella sombra siempre estaba allí, en silencio, asintiendo y mirándole con sus grandes ojos, claros y concisos.

Él conoció la libertad de las palabras y el goce del llanto sin vergüenza afloró en su mirada. Ella le entregó el alivio, mientras las lágrimas mojaban su cuerpo oscuro, su cuerpo de sombra.

Ella era la afirmación y la negación silenciosas. Era el llanto y la risa. Ella era su sombra, siempre a su lado, detrás, delante, siempre a su lado... siempre envuelta en el silencio de la dependencia y la necesidad.

Pero aquel hombre acostumbrado a la soledad - solitario confeso- comenzó a notar un peso a sus espaldas. Su sombra, apoyada en él, ahora caminaba sus pasos.

Y sintió la necesidad de otro tipo de libertad, de nuevas sensaciones, y para liberarse de su sombra, caminó en silencio, de nuevo, hacia las sombras. Miró a su alrededor. Ella había desaparecido, fundiéndose en la oscuridad. Tan sólo oyó sus pasos, ligeros y concisos, alejándose de él.

El hombre intentó desplegar las alas de su nueva libertad. Pero al tratar de echar a volar, descubrió que no eran sino un plumón negro, incapaz de elevarle en la gloria de un vuelo.

Caminó errante por las sombras, buscando el sendero de regreso a la antigua luz... Lo encontró. Y al llegar buscó su sombra junto a sus pies. Pero ésta no estaba. Se dio cuenta de que le costaba caminar. Y arrastrándose, regresó a su mundo de tinieblas. Borracho de añoranza recorrió cada camino, rasgando sus rodillas, en busca de aquella sombra que le había liberado y a la que él, solitario confeso, había condenado al destierro.

Y entonces la vió. Entre penumbras. Atada a otro hombre, surgiendo de sus pies y abrazada a su pecho. Su cuerpo ya no era oscuro. Había tomado color. Su mirada clara y concisa se dirigió a él.

Su boca se abrió en una exclamación silenciosa: el hombre había perdido su color y su cuerpo se difuminaba en la oscuridad. Cientos de cadenas rodeaban su alma. Se había tragado la llave.






(Imagen: Segismundo encadenado de Salvador Dalí)
Reciclando: Febrero de 1996

martes, 29 de septiembre de 2009

Dánae o la celebración de la piel




Encerrada en mi torre de bronce,
me inunda tu imagen de Zeus dorado.
Despierta el deseo. Los ojos cerrados.

Mis manos se deshacen en el calor del encierro.
Siguen los aires de caballos inquietos:
primero al paso,  luego al trote...galope.
Desbocados se deslizan, se me clavan, se hunden.

Festejo de la carne, celebración de la piel.
Dánae terrenal alcanzando el Olimpo de los dioses.
Gritos de victoria . Exaltación del guerrero.
Invencible y vencida en el refugio de mi cuerpo.

Estremecida en el abrazo solitario,
recupero el aliento perdido en la batalla.
El corazón recupera el ritmo tras la danza.
Duermo, al fin, mecida entre las alas de Morfeo.






(Imagen: Dánae o La lluvia dorada de Gustav Klimt)

lunes, 28 de septiembre de 2009

Ciudad




Perdida en medio de la ciudad

... Sola ...

Envuelta en sonidos malsonantes que me ensordecen.
Ruido de miles de coches en su loca carrera.
Miles de destinos desconocidos.

... Humos ...

Polución que corrompe al aire hasta hacerlo irrespirable.

... Ciudad ...

Estructura gris de acero y cemento.
Caminos de asfalto. Árboles de hormigón.
Oscura materia.

... Perdida ...

Entre cientos de rostros indefinidos.
Ojos que huyen.
Prisas.
 Voces y silencios.
 Ropas. Gente.
Hormiguero humano sin reina ni madre.

... Autómata ...

Determinados seres recorriendo las calles.
Un robot más entre miles.

... Programada ...

Un yo sin individualidad.
Sujeto singular absorbido por la tercera persona del plural.
Domesticada en esta granja humana.
Bailando al ritmo que impone la masa.

... Perdida en medio de la ciudad ...




domingo, 27 de septiembre de 2009

Podría escribir...

Podría escribir sobre la caída de la hoja
en este otoño que amanece,
sobre lo ruindad de la política
o de cómo el poder nos embrutece.

Sobre la verdad y la mentira,
sobre la mar y sus playas,
sobre peleas y riñas,
sobre ríos y montañas.

Podría escribir sobre el paro,
sobre la crisis o los impuestos,
sobre religión o creencias
sobre debates dialécticos.

Sobre palabras y hechos,
sobre sonrisas y lágrimas,
sobre la rutina o el misterio,
sobre lo real y la magia...

Y sin embargo...
mis dedos se empecinan
en teclear únicamente
la imagen de tus manos
recorriendo mi cuerpo...